Ser amable vs. dejarse llevar

Contemplar una condición como totalitaria.

Mis actos no tienen consecuencias.

¿Dejarme llevar significa lo mismo que ser amable conmigo misma? Eso implicaría que no hay coste si rompo mi decisión: porque me explico a mí misma que lo hago para cuidarme.

Cómo me explico que no he tomado decisiones dirigidas a mis metas es tan importante como tomar esas decisiones.

Lo que nuestros mecanismos para afrontar la vida nos generan.

¿Cuándo soy amable? vs. ¿Cuándo me dejo llevar?

Las variables del contexto (tener la regla, tener resaca, tener una quedada, querer ayudar a una amiga…) no pueden condicionar mis decisiones en el día.

Y dejar al margen mi objetivo NO es cuidarme.

El fifty-fifty

¿Qué sería ser amable conmigo misma cuidando mi objetivo (que también es cuidarme)?

Estudiar como un día normal (sin limitaciones antes de tiempo) y luego no sacar conclusiones como si fuera un día normal.

Llueva o truene, esté cansada o con la regla, tenga reunión de trabajo o una quedada, yo voy a estudiar todo lo que pueda.

Si no consiguiera hacer todo lo que me gustaría, seré amable conmigo misma porque, a pesar de todo, contra viento y merea, yo he seguido mi camino para conseguir mi meta.

Estudiar pese a todo me sienta muy bien. Conozco esa sensación cuando termino mis entrenamientos: tenga la regla o esté molida del finde, ahí estoy. Y me siento fenomenal.

Mi objetivo: aprender a discriminar la autoexigencia de la amabilidad.

No dedicar ni un día a memorizar NO es cuidarme

Memorizar/repasar es la tarea que más me cuesta.

Por eso mis mecanismos tienden a evitar esa tarea.

¿Cuál es mi criterio respecto a esto? ¿Cuánto de importante es memorizar? ¿Cuánto pesa, qué porcentaje tiene esta tarea?

  • Hacer test 20%
  • Memorizar 70%
    • Hacer esquemas
    • Repasar los esquemas
    • Repetirme los datos
    • Revisar las tarjetas de datos
  • Ver vídeos/cursos sobre técnicas de estudio y de planificación 10%
  • Sin embargo, he vuelto a dedicar mi tiempo de memorización viendo vídeos de técnicas

Redecido

Los vídeos de técnicas, para el finde.

Conclusión

Ya no me quiero contar la peli de ‘me dejo llevar’ porque decido cuándo y dónde. No hay bifurcación.

Deja un comentario