Día 26. Redefinirse o morir

Creo que esto mismo me ha pasado toda la vida: me marcaba objetivos (a veces demasiado ambiciosos y siempre poco flexibles). Y, como me daba vergüenza reconocer que no podía hacerlo tan a tope, simplemente lo dejaba.

El piano, bailar, ir al gimnasio, escribir, salir a la montaña, el blog…

Pues resulta que, precisamente, sobre esto estoy trabajando esta semana en terapia. Sí, terapia. Porque no hace falta estar mal o tener una crisis para acudir a terapia. De hecho, mola muchísimo hacer terapia cuando estás de pura madre y puedes invertir el tiempo y el dinero en aprender muchas cosas (de una forma sana y suave) que, en general, suelen ser la base de una mejor relación contigo misma y con los demás.

Tuampas

Así que he de confesar que la semana pasada hice tuampas. ¡Tuampas! (Ver a partir del minuto 1:08. También el primer comentario que aparece, jajaja!).

¿Qué quiere decir que hice tuampas?

Que el domingo 19 escribí y publiqué (en un auténtico back to the future) todas las entradas desde el lunes 13.

Pensé que era buena idea aunar el Reto fotográfico con el Reto de escribir cada día.

Lo que pasa es que, después de esta siguiente semana, me doy cuenta de que tampoco se sostiene.

¡Ojo! Que antes de la sesión de terapia mi discurso interno, lo que me decía a mí misma era: “soy una estafa, nunca cumplo lo que me propongo, para qué tengo un blog si no puedo escribir todos los días, qué mal me organizo”.

Impresionante.

Etiqueta, nunca, tomar el detalle por el todo… Pensamientos desadaptativos que hay que trabajar porque nos hacen demasiado mal. ¡Y yo sin saberlo!

Las decisiones

Al decidir:

  • Elijes algo.
  • Pierdes algo.
  • Las decisiones, precisamente por los 2 puntos anteriores, no son perfectas.
  • Tampoco son irreversibles.
  • Todo es dinámico.

Flexibilidad

Nuestro bienestar no se encuentra en el resultado sino en el proceso que seguimos para llegar a nuestros objetivos.

Un sistema de valores que es demasiado rígido tiene como consecuencia que los queremos se convierten en debemos.

Una regla, un objetivo, una decisión, que es inflexible es desadaptativa.

Si algo es inflexible, quiere decir que no cuenta con las circunstancias.

Necesitamos adaptar nuestras reglas en herramientas que nos ayudan a mejorar siempre contando con las circunstancias.

Redefinir el reto

Quería ver qué ocurría, quería saber cuánto tiempo seguiríamos en cuarentena, quería ver si era capaz.

Las circunstancias en las que me propuse el reto eran diferentes: empezaba las vacaciones de Semana Santa. Al volver a trabajar, tengo mucho menos tiempo para mí.

También me gustaría redefinirlo para volver a poner el foco en el estudio de mis oposiciones.

¿Qué ocurriría si el reto fuera escribir cada día sobre las oposiciones?

Es decir: alinear el objetivo de mantener activo el blog con el de estudiar para ganar mi plaza.