Decisión deliberada

Ha sido una decisión deliberada. Por eso mantengo mi rumbo de hacer esquemas y registros.

Es que yo todavía, en toda mi vida, me había puesto a hacer esto, a estudiar, con tanta estructura.

Bueno, solo una excepción: aquel cuaderno de literatura en el que recopilé, con mi puño y letra y con la estructura que yo creí mejor, todo lo importante que iba a entrar en el examen de 2º o 3º de BUP. Estaba muy orgullosa, saqué una notaza y me lo pidieron para estudiar (y Alex se lo dejó en el césped y se mojó).

Me dan ganas de seguir cambiando a veces, no lo voy a negar. Y luego me mantengo. Y me gusta.

Como con el Tatuga.

Una herramienta para parar de rumiar: ¡tomar decisiones!