Utiliza la magia de Photoshop para tu día a día

Una de las tareas más tediosas que me venía pesando desde hace un tiempo era la de ajustar el tamaño de varias imágenes. No sólo para subirlas a cualquier plataforma sino para el trabajo del día a día gestionando los perfiles de las redes sociales o los blogs. Yo iba una por una hasta que mi compi Samuel Hermoso me enseñó uno de los mejores ‘trucos de magia’ que se pueden hacer con Photoshop que he aprendido últimamente.

¿Y de qué se trata? Pues ni más ni menos que del concepto Acciones. Se pueden utilizar para millones de cosas pero la que yo he aprendido sirve para abrir una carpeta de imágenes, ajustar su tamaño, guardarlas y cerrarlas. ¡Qué de tiempo ganado! Y qué gustito que da cuando se hace aquello solo, oiga 😉

‘Ajustar tamaño en Photoshop’ paso a paso:

  • Abre una imagen en Photoshop
  • Visualiza la pestaña Acciones. Si no la tienes en el “cuadro de mandos”, puedes abrirla en: Window > Actions (tengo la versión en inglés pero creo que la traducción es bastante fácil).

   

  • Sitúate en la ventana de Actions y abajo a la derecha verás varios iconitos como de play, stop, papelera… Pincha sobre el icono de Create new action .
  • Deberás darle un nombre a la acción (por ejemplo: Tamaño 390) y, cuando la hayas creado, aparecerá el icono de Recording en rojo . Vas a empezar a grabar la acción: todo lo que hagas a partir de ahora quedará registrado como acción. Si quieres eliminar algo que no quieres que quede grabado, tendrás que parar de grabar y después pulsar sobre la papelera teniendo seleccionada la acción que no deseas.
  • Para reajustar la imagen debes ir a Image > Image size…Te aparecerá una ventana en la que podrás ajustar la imagen según los píxeles o por porcentaje. Yo lo que intento siempre es mantener las proporciones para no tener que hacer cálculos. Así que cambias el tamaño dándole al Ok en la ventana y compruebas que este paso se ha quedado grabado.

     

  •  Ya tienes la imagen al tamaño deseado. Ahora hay que guardarla para web: File > Save for Web & Devices… En este cuadro de diálogo podrás ajustar diferentes parámetros como, por ejemplo, el tipo de archivo o la calidad a la que quieres guardarlo. Esto ya a gusto del consumidor.

  •  Al darle al OK después de haber ajustado los parámetros, te preguntará en qué carpeta quieres guardar la imagen. Deberás crear una carpeta nueva donde se guardarán todas las fotos que quieras redimensionar en pack. Yo la llamo con el mismo nombre que la acción.

  • Ya has redimensionado y guardado la imagen. Ahora deberás cerrarla para que, cuando quieras hacer la misma acción para otras imágenes, no tengas que cerrarlas una a una después. Así que File > Close > Don’t Save (en el cuadro de diálogo que aparece).
  • La acción está terminada. Se pincha sobre el iconito de Stop playing/recording y ya está todo listo.


Ahora, viene el último truco maravilloso que me enseñó Sami. Para poder hacer que esta Acción que hemos creado se ejecute en varias imágenes a la vez:

  • Crearemos una carpeta con esas imágenes para poder abrirla directamente en Photoshop.
  • Una vez en Photosop, pincharemos sobre File > Automate > Batch… 

   

  • Nos aparecerá un cuadro de diálogo que nos preguntará qué Acción queremos que se ejecute y cuál será la fuente desde la que importará las imágenes.
  • Le damos al OK y ya comenzará la magia.

Rápido, fácil y efectivo.
Si queréis saber algunas cositas más sobre Photoshop, Samuel Hermoso es profesor en su tiempo libre y, además, nos ha dejado unos cuantos tutoriales en forma de tuits muy pero que muy interesantes. ¡Gracias Sami!

¿Conocías las acciones de Photoshop? ¿Qué te ha parecido esta acción? Si la pones en práctica, no te olvides de contárnoslo dejando un comentario 🙂

2 respuestas a “Utiliza la magia de Photoshop para tu día a día”

  1. Buenas,

    Llevo años trabajando con el photoshop y no tenia ni idea.
    Buen truco y muy útil, a mi me viene que ni pintao.

    Un saludo

    1. Paula Siguero dice:

      Me alegro mucho, Juanmah.

      El mérito es de Samuel Hermoso, que fue quien me lo enseñó cuando trabajábamos juntos. Y sí, es bestial.

      ¡Saludos!

Los comentarios están cerrados.