Atrayendo aquello que deseo

He encontrado un artículo sobre la Ley de atracción muy bueno. Y, leyéndolo, he tomado varios apuntes incorporando mi propia voz en el texto.

Cada día, voy a hacer aquello que pueda desde el lugar en el que me encuentro. Dar mi máximo, cada día.

Disciplina y constancia para que cada día pueda hacer todo aquello que está a mi alcance dadas mis circunstancias.

Mantengo el enfoque y me concentro en ganar mi plaza.

Cada día voy a visualizar haber ganado mi plaza:

¿Cómo me siento?

Feliz, con confianza, llena de nuevos deseos y metas, agradecida de haber podido llegar hasta aquí.

¿A quién se lo voy a contar?

A mi mamá, a mi papá, a mi hermano, a mi bombón, a mis niñas, a mi Tita, al grupo de lokaleros, a las mamis de baloncesto, a Mara, a toda mi familia, lo escribiré aquí, bien grande… Buah! Voy a decirlo a los 4 vientos. “¡Lo he conseguido! He ganado mi plaza.”

¿Cómo lo voy a celebrar?

Un vinito con la primera persona que esté disponible en el momento en el que lo sepa. Después, prepararé una comida en algún restaurante chuli con toda mi familia. Y una fiesta en la casa rural con todos mis frenes.

¡Celebrar las pequeñas victorias!

Aprecio todo lo que he avanzado, los cambios que me mueven en la dirección necesaria para ganar mi plaza.

Estoy estudiando cada día, estoy aprendiendo también en el trabajo, estoy teniendo mejores relaciones, estoy cuidándome también físicamente, ahorrando para estar tranquila, ayudando a las personas que tengo cerquita todo lo que puedo, también a los animales.

¿Cómo se consiguen las vibraciones altas?

A través de los pensamientos y las emociones.+

  • Pensar en lo que me hace sentir optimista.
  • Enfocarme en las cosas buenas de mi vida.
  • Agradecer.

Todo lo hago desde la abundancia

  • Disfrutando del proceso.
  • Al día, al menos, una acción llena de alegría.
  • Ser consciente de todos esto tan bonito.
  • Rodearme de buena gente.