Ese día del mes

Hace 20 años, cuando empecé a escuchar la palabra feminista, pensaba que, pese a que muchas de las cosas que iba leyendo me resonaban verdaderas, iba a tener que odiar a mi padre, a mi hermano o al chico del cole que me gustaba.

Poco a poco, a base de leer, ver y escuchar a otras mujeres, me di cuenta de que era el concepto que yo tenía (directamente relacionado con los referentes y la educación social) de feminismo lo que fallaba. El feminismo en sí era la solución, pues.

Y en el 2014 escuché a esa pequeña actriz (que no era ni mucho menos pequeña en ningún sentido) dar ese discurso maravilloso que resolvió mis dudas más escondidas. Y en 2015 investigué sobre la meritocracia.

Hoy, en el 2019, sigo el rastro de varias pistas que me dan alas:

La Kloshletter: noticias del día para gente despierta. Hoy, 8 de marzo, Charo Marcos ha hecho una recopilación maravillosa de lo que está aconteciendo.

Los carteles geniales que han hecho Cristina Alonso y Cristina Valbuena de Girly Girl Magazine.

Leo con asombro otros puntos de vista.

Un vídeo, de un banco, que da qué pensar:

También sigo las grandes ideas de algunas mujeres sobre cómo superarme.
Y me encanta el Doodle de hoy.

Y, durante todo el día de hoy, seguro que voy descubriendo más y más cosas muy interesantes.

¡Pussytivism!