Filóloga revolviendo la Comunicación 2.0. El optimismo digital y el analógico son mi mejor opción, siempre.