Luciérnagas

Retrato urbano, Marcos Rodríguez

Las exposiciones te hacen cerciorarte de cosas que intuías, te inspiran para proyectar tu creatividad hacia un punto en concreto y, sobretodo, te hacen disfrutar del arte de otros en directo.

Ireal Martínez en el RSF

Y si, además, las visitamos en buena compañía, hay pocas cosas mejores.

La Real Sociedad Fotográfica (RSF), es una asociación sin ánimo de lucro, cuyos objetivos son la difusión y promoción de la fotografía como medio de expresión artística. La RSF nace de las reuniones de unos pocos aficionados madrileños en la tienda de material fotográfico de Carlos Salvi. El primer paso lo dio Manuel Suárez Espada al proponer al Círculo de Bellas Artes la creación de una Sección de Fotografía, que quedó constituida por casi dos docenas de socios, en febrero de 1899. Poco después, en junio de 1900, los ya 70 socios abandonaron la tutela del Círculo de Bellas Artes para pasar a ser la Sociedad Fotográfica de Madrid que nacía así como agrupación independiente. Después de más de un siglo  de existencia, con numerosas vicisitudes propias de las diferentes épocas (la caída de una monarquía, la llegada de una dictadura, la proclamación de una república, una trágica guerra civil, otra dictadura y la consecución de una democracia), en 2001 encuentra acomodo en un céntrico local del madrileño barrio de Lavapiés donde se ubica su sede actual.

La exposición, que terminaba el día 2 de noviembre, se titulaba “Retrato urbano”. El autor es Marcos Rodriguez y explica el “Concepto urbe” al comienzo de una serie de unos 20 retratos de desconocidos captados “in fraganti.

Retrato urbano, Marcos Rodríguez, RSF

Al pasar la técnica a un segundo plano en busca de la autenticidad, convierto el momento de la fotografía en una situación tensa, mágica y excitante. Si me detuviera delante del sujeto con el tiempo que merece una buena toma convertiría al personaje en un retratado más de la calle. No es esto lo que busco, quiero que se vea tal y como era en ese instante, sin interactuar nada con él.

El punto de vista de las tomas es siempre contrapicado. Parece como si llevara su cámara colgada, para no llamar la atención. Esta técnica supone el abandono total al instante mágico en que todo se conjuga: luz, enfoque, encuadre…

Retrato Urbano / Marcos Rodríguez

El fotógrafo escribe en un blog llamado Urbegrafías donde alimenta esta serie cada día. Como él mismo dice: “ya he expuesto, si, pero hay que continuar…” 

Tras examinarlas, pensé en un fotógrafo muy agresivo (aunque no por eso desmerecedor de mis elogios) del que Santiago Martínez me había pasado un vídeo recientemente: Street Shots / Bruce Gilden.

Y, aunque sé que hay millones, también tengo entre mis predilectos a Danny Santos y su Bad Weather como desarrollador del “shooting strangers”.

Filóloga revolviendo la Comunicación 2.0. El optimismo digital y el analógico son mi mejor opción, siempre.