Septiembre 2016, take it easy

Septiembre, que tiemble todo.

Cada mes hago una lista de reproducción en Spotify con los temas que escucho durante ese mes. Y se titula con la primera canción que me llama al comenzar una nueva lista.

Take It Easy My Brother Charles
Jorge Ben Jor

Take it easy my brother Charlie
Take it easy meu irmão de cor

Pois a rosa é uma flor
A rosa é uma cor
A rosa é um nome de mulher

Rosa é a flor da simpatia
É a flor escolhida no dia
Do primeiro encontro do nosso dia
Com a vida querida
Com a vida mais garrida
Take it easy Charlie

Take it easy my brother Charlie
Take it easy meu irmão de cor

Depois que o primeiro homem
Maravilhosamente pisou na lua
Eu me senti com direitos, com princípios
E dignidade
De me libertar

Por isso, sem preconceitos eu canto
Eu canto a fantasia
Eu canto o amor, eu canto a alegria
Eu canto a fé, eu canto a paz
Eu canto a sugestão
Eu canto na madrugada
Take it easy my brother Charlie
Pois eu canto até prá minha amada
Esperada, desejada, adorada

Take it easy my brother Charlie
Take it easy meu irmão de cor
Charlie, take it easy my boy
Take it easy my friend
Olha como o céu é azul
Olha como é verde o mar
Olha que sol bonito, Charlie

Take it easy my boy
Take it easy my friend
Tenha calma meu amigo

¿Quién sabe cuándo te va a venir la regla?

¿Tu mamá? ¿Tu papá? ¿Tus amigas? ¿Tu novio? ¿Tus amigos? ¿Tu novia?

Uno de los cofundadores de esta app (que llevo utilizando 1 año, que no es rosa y que me deja marcar los hitos importantes en mi salud, no sólo menstrual), piensa que en 10 años todos los hombres van a estar involucrados.

Dejemos a un lado los tabúes.

La copa alternativa

Haciendo las paces conmigo misma

Hoy he leído este artículo sobre el El dañino tabú de la menstruación y me ha hecho volver a preguntarme sobre la ley de la oferta y la demanda, sobre a quién le interesa qué y quiénes son, realmente, “los de arriba”.

En 1932 fue patentada en los Estados Unidos una idea que se pensaba revolucionaría el mundo femenino.

¿Por qué después de tantos años sigue alejada de los mercados masivos y de las grandes superficies comerciales? La copa exige un mayor contacto visual y táctil con la menstruación, algo que para lo que gran parte de la sociedad parece no estar lista. Una breve encuesta entre cincuenta mujeres de estrato medio y alto en Bogotá revela que la idea de disponer manualmente de los líquidos menstruales es indeseable.

Los beneficios de la copa, sin embargo, podrían llevar a que aprendiéramos rápidamente a usarla: no solo dura más tiempo que cualquier tampón o toalla, sino que no contiene sustancia alguna que pueda tener efectos tóxicos en el organismo. La vida útil de una copa tiene un costo equivalente a la mitad del de un año de tampones o toallas, y su efecto contaminante es casi nulo.

Ocultar, alejar y evitar la menstruación, literalmente a través de los productos con los cuales la manejamos y figurativamente al no hablar del tema puede resultar cómodo. Pero como ocurre con muchas otras evasiones, tras esa aparente comodidad se ocultan consecuencias que resultan negativas para las personas y el medioambiente.

¿Quién la usa? ¿Quién la deshechó? ¿Quién ni ha oído hablar de ella?

Yo la usé un tiempo, la dejé de usar por pura rayada y ahora ya la utilizo con la sensación de que soy más consciente de mi sangrado, genero menos residuos, me gasto menos pasta y decido sobre uno de mis rituales más desprovistos de glamour hasta ahora. Porque ahora siento mi regla como una limpieza, algo bueno que genera renovación.

Hacer las paces con tu miedo

Creo que no hay nada mejor para hacer en un viaje que las paces con tu miedo.

O, quizás, todos los viajes sean un poquito eso mismo.

Mi mantra

mantra paula siguero

Hace poco que leo el blog de Marina, Psicosupervivencia.

Me gusta su profundidad y al mismo tiempo la sencillez que desprende. Muchos de sus post, me recuerdan a mis propios pensamientos.

Hoy nos ha retado a escribir nuestra frase favorita. Esa que nos decimos cuando algo no nos cuadra, cuando queremos seguir adelante, la que nos infunde valor.

Quiero hacerte una pregunta parecida, jipi: ¿qué frase/s te ayudan a seguir adelante?

La propuesta de hoy, por tanto, es:

  1. Comparte una frase/cita que te recuerdes a menudo y que te ayude a seguir adelante: quizá la tienes escrita en un post-it, en la pantalla del móvil o tatuada en la muñeca. O quizá simplemente te viene a la cabeza en momentos duros.

  2. Explica por qué te ayuda y qué significa para ti. ¡Si nos cuentas una historia, mejor!

  3. Dile algo al comentarista anterior sobre su frase, a ser posible de una forma constructiva y amable. Esta es la parte más importante: pasar del yo al y encontrar así la forma de conectar nuestras experiencias.

Y esta ha sido mi respuesta:

¡Hola!
Qué bonito esto de dejar nuestras frases, Marinas.
Qué buenas todas las historias que habéis dejado, lectores.
Yo quiero aportar mi granito de arena:
‘Nada pasa antes de tiempo porque todo pasa para algo’.
Cuando era una niñatilla, era capaz de ahogarme en un vaso de agua por cosas muy pequeñas y muy tontas. Hasta que leí por algún sitio ‘Todo pasa por algo’.
Al crecer un poco, mi amiga Mara y yo tuvimos una conversación de esas de vino y rosas hasta las tantas en la que llegamos a la conclusión de que aquella frase dejaba a un lado el punto más importante en la vida: somos los actores de nuestra propia película y, como tales, podemos elegir y caminar nuestra propia senda. Así que cambiamos el ‘por’ por el ‘para’.
Unos cuantos años después, mi amiga Bea me hizo darme cuenta de que todo tiene su momento. No siempre ocurre algo cuando queremos si no cuando es el momento. Por eso ‘Nada pasa antes de tiempo’.
Ahora ya, más cerca de los 40 que de los 30, estas dos frases unidas se han convertido en mi mantra.
Un abrazo, jipis :-)

 

Sin descalificaciones, por favor

En el Pleno de hoy hemos tratado asuntos que afectan a todas las personas que vivimos en Madrid y que son indispensables…

Posted by Manuela Carmena on martes, 22 de diciembre de 2015